Aceites relajantes

Hidratan profundamente la piel al tiempo que brindan calidez y una agradable sensación de bienestar.
Lavanda y almendras, y Citrus.